¿Sufres de mobbing en el trabajo? te decimos cómo superarlo

Foto: oficinista.mx

El bullying no se da solamente en las escuelas, también en la oficina los adultos llegan a sufrirlo, los especialistas lo llaman acoso laboral o mobbing.

El cuál implica todo lo relacionado al abuso emocional en el trabajo, humillaciones, aislamiento, acoso sexual, racial, por alguna preferencia sexual o religiosa. Esto puede causar estrés, falta de motivación, depresión laboral, ansiedad, angustia, entre otras reacciones. ¿Te sientes identificado?

¿Cómo saber si sufres mobbing?

La OMS Organización Mundial de la Salud, se ha dedicado a estudiar esto así que puedes responder las siguientes preguntas para saber si sufres de mobbing:

  • ¿Dañan intencionalmente tus cosas personales seguido?
  • ¿Te excluyen de juntas o reuniones?
  • ¿Has escuchado “chismes” o situaciones que no son ciertas y te desacreditan como persona y empleado?
  • ¿Te ridiculizan frente a colegas o superiores?
  • ¿Has sufrido algún tipo de acoso sexual?
  • ¿Te han amenazado violentamente?
  • ¿Tus superiores te obligan a realizar injustificadamente actividades que están fuera de tu contrato, no corresponden a tu puesto y ponen en riesgo tu trabajo?
  • ¿Retienen información esencial para desempeñar tu cargo?
  • ¿Han tomado acciones disciplinarias injustificadas?
  • ¿Te prohíben gozar de tus derechos como trabajador (aguinaldo, sueldo, bonos, etc)?

Si respondes “sí” a una o varias de estar preguntas es muy probable que seas víctima de este tipo de bullying laboral.

Ahora, ¿Qué puedes hacer al respecto?

Vamos a llevarlo por niveles, si es algo que puede arreglarse hablando con tu superior, hazlo inmediatamente y con pruebas.

Pero, en los casos de acoso sexual y mobbing que sea demasiado agresivo, es importante que acudas a las instancias legales correspondientes. Pues, si alguien es culpado con evidencia de que causa acoso, tendrá como consecuencia una multa o la rescisión de su contrato.

Acércate al área de Recursos Humanos de tu empresa, recolecta evidencia y no te quedes callado. Si detectas que un compañero tuyo lo sufre, ¡ayúdalo! para poner un alto a la situación.

Te puede interesar: Millonarios que viven de forma austera, como gente común